ARACELY QUISPE, DE LAMBAYEQUE A LA NASA

Uno de los primeros recuerdos que tiene Aracely es la retransmisión de Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna, caminando por el satélite en 1969, este sería sin saberlo  el inicio de un sueño y el punto de partida de la travesía que la llevo a obtener el puesto que hoy ocupa en la Agencia Espacial Estadounidense más conocida como la NASA. Esta es su hiost6orias de superación.

Aracely Quispe es una Lambayecana de corazón y nació en Marripón, un distrito rural del mencionado departamento que no contaba con electricidad y donde según comenta se alumbraban con lámparas a kerosene o la luz de la luna, a pesar de haber nacido con estas desventajas y otras carencias ella se abrió camino para cumplir sus sueños.

Cuando aún cursaba la secundaria se le ofreció una beca para practicar Karate por tres meses, es así como ella le saco todo el provecho que pudo a dicho deporte y años después empezó a representarnos.

«Se me dio la oportunidad de competir en torneos regionales, también viajé a varios países y uno de ellos fue Estados Unidos», cuenta.

 

«Cuando ya me había graduado, averigüé sobre la posibilidad de estudiar Ciencias o Ingeniería [allá] y fue cuando solicité una residencia permanente por habilidad extraordinaria», detalla.

El proceso de residencia no fue nada fácil pues debía mostrar que tenía reconocimientos a nivel nacional e internacional, no solo en el ámbito deportivo, sino también en lo profesional , luego de demostrar que había un equilibrio entre lo académico y lo deportivo por fin obtuvo la tan anhelada residencia.

Primero se inscribió en la carrera de Ingeniería Tecnológica Espacial en el colegio comunitario Prince George, del estado de Maryland. Luego a sugerencia de un asesor de esa escuela se trasladó a Capitol Technology University (CapTechU), a estudiar Astronáutica, una especialidad centrada en la construcción, operación y seguimiento de naves espaciales.

Con mucho esfuerzo logro obtener una pasantía en la NASA en donde empezaron sus primeros acercamientos con esta agencia, Luego de la pasantía ganó una beca para hacer una maestría con una tesis sobre el derretimiento de los glaciares en Cusco, Perú, usando imágenes satelitales de la NASA.

En 2011, Quispe postuló a la misión del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO, por sus siglas en inglés) de la NASA, un satélite no tripulado que desde 2009 orbita la Luna y manda información a la Tierra cada cierto tiempo.

Quispe ingresó como ingeniera de vuelos y operaciones a la LRO y, unos tres años y medio después, ascendió a líder del equipo, Su sueño se había cumplido.

Sobre eso comenta:

«Es importante hablar de ciencia, que la gente no la vea como algo inalcanzable», opina. Aunque reconoce que llegar a la NASA fue difícil.

«Pero creo que eso me hizo ser una persona que valora más cada cosa que ha logrado porque ha sido todo a base de esfuerzo. Tenía optimismo. Mi actitud siempre fue de perseverar y buscar los recursos», asegura.

Actualmente Aracely trabaja como ingeniera de sistemas de vuelos en el proyecto del telescopio James Webb, programado para salir al espacio en 2021, Además da charlas para motivar a otras mujeres a seguir carreras científicas y está escribiendo un libro sobre su vida.

«Tener la oportunidad de participar y colaborar y llevar esta misión a un lanzamiento exitoso me hace sentir especial y también muy orgullosa de que, siendo peruana, podamos hacer historia», declaro.

Dejanos un mensaje